Welcome to Twin Peaks

Últimamente me ha ocurrido mucho que dejo alguna recomendación de alguna película o serie de interés en el tintero y luego, cuando la veo me digo: “¡cómo no la he visto antes!”. Me pasó recientemente con Black Mirror (Un espejo muy negro), y ahora me ha vuelto a suceder, justamente con otra serie.

Twin Peaks, la serie dirigida por el singular David Lynch y Mark Frost es para muchos una serie de culto. Mi interés siempre estuvo ahí por verla pero nunca hice el deber. Desde el  92′, estuvo ahí, quietica, y hasta ahora, 25 años después de su última emisión, me decidí y esta no me defraudó (dicen por ahí que nunca es tarde). Lo mejor es que estamos a nada de su algo sorpresivo regreso a la pantalla chica en el próximo mes de mayo. Quizá esto me dio el empujón  para emprender la aventura.

La serie es una mezcla rara entre humor (a veces pasado de tonto), un drama a veces con tintes amorosos, pero sobre todo, misterio, suspenso e intriga. Además, la historia está contada de tal manera que uno está montado en una montaña rusa, donde parece aislarse la temática de la serie, llevarlo a uno a otros escenarios, y de repente lo mete de lleno en la historia, de sopetón y sin avisar. Es un sube y baja anímico,  el cual equilibra muy bien a la serie, y sin olvidar que al ser la serie dirigida por Lynch, hay momentos que lo dejan a uno con cara de no entender nada. Típico en él.

No es que sea un experto en Lynch, de por sí han sido pocos los encuentros con él en materia cinematográfica, pero con lo que he tenido me basta para saber que está algo frito de la cabeza (en el buen sentido, si éste existe)Blue Velvet, por ejemplo ha sido una de las películas que más me han cautivado de él pese a que es complicada y aún, después de verla  algunas tres veces no he podido comprenderla en su totalidad. Así pasa con Twin Peaks en ocasiones, pero el mismo efecto me surgió, me atrapó. Debo reconocer que así como Lynch es algo peculiar con sus proyectos, también la calidad en el arte es magistral. Él hará cosas algo descabelladas, surrealistas, pero son cosas estéticamente bien hechas.

Quizá la serie cuente con varias historias a la vez, que pueden ser separadas de la trama inicial y las cuáles pueden saturar en algunos puntos a la serie, en un momento lo sentí, pero ésto lo supieron manejar y terminaron forjando una serie que no escatima en emociones. Me parece que éste hecho hace que la serie más allá de centrarse en un problema inicial, busca mostrar lo que es Twin Peaks, un pueblo donde no es posible que todos vivan sujetos a una misma historia pese a que si se afectan por ella. Eso sí, el lugar es demasiado raro, no lo niego.

Es posible que el hecho de tener los primeros episodios de ambas temporadas con duración de 90 minutos aproximadamente, y una segunda temporada de 22 episodios pueda parecer extenso y genere algo de pereza, pero la verdad compensa todo esto con su extraña historia y sus personajes peculiares. Me parece que la segunda temporada podría haberse dividido y hacer tres temporadas, pero pues, también pienso que siendo en una, dos o tres temporadas, al final terminaríamos viendo el mismo número de capítulos con la misma historia.

Entre la ignorancia en la que vivimos (vivo), la imposibilidad de conocer todas las series, las historias que estas cuentan y sus desarrollos, es imposible poder llegar a decir, esta es la mejor o no; además que hay series que entre si sencillamente no son comparables. Puedo decir que Twin Peaks es de lo mejor que he visto, es una historia rara, misteriosa pero bien contada y que dejó una puerta abierta inmensa para lo que será la tercera temporada. No sé si sea una idea innovadora para su momento, pero me parece que tiene viene ganado su lugar de culto en el que muchos la tienen, y sin duda, se convierte para mí en un referente importante.

Creo que ya tomé por costumbre no hablar de cosas específicas sobre una serie o película, pese a que esta, en 25 años pudo haber sido vista por miles de personas, quiero no solo respetar mi tradición sino también a quienes no la han visto (es muy maluco eso de ver spoilers) y por qué no recomendárselas. Eso sí, al que le interese, le toca buscar, sacar garfio y parche para encontrarla, o encontrar alguna página decente donde esté. Además, la serie cuenta con una película modo precuela para los que no saben, la cual no he visto, pero que ya obtuve en mis aventuras en mar abierto.

Espero que si se aventuran a verla, la disfruten igual que yo.

Hasta pronto.