Calladita pero sustanciosa

¿Les ha pasado que van a ver una película,  leer un libro o escuchar una nueva banda sin mucha expectativa o sin saber mucho de ella y termina sorprendiéndolos? Bueno, pues eso me ha ocurrido y nada más ni nada menos que con una película nominada al Oscar, parece chiste pero en verdad solo sabía de esta el nombre.

No había visto mucho sobre Hacksaw Ridge más que su nominación a los premios de la academia, y hoy debo decir que mi completa ignorancia, me ha dejado algo apenado por no saber mucho de ella, pero además me ha dejado más que sorprendido y satisfecho con la que es la sexta película de Mel Gibson como director.

Se nos hizo raro con mi cuchurrumi (mini foro post película) que a la película no le han dado bombo pese a que cuenta con temática desarrollada en la segunda guerra mundial, temática fascinante para los señores que están tras la academia (aunque también hay que reconocer que son específicamente las del Holocausto nazi las que más llaman). Lo que si siento, es que con el solo argumento de la película es capaz de darle pelea más que sobrada a la si aclamada y favorita al Oscar, La La Land, la cual si bien es demasiado romanticona, y presenta una temática distinta, se queda por momentos corta, con baches. Debo aclarar que no es que odie a La La Land, simplemente me parece exagerado el pedestal en el que la han puesto.

No vale la pena decir partes concretas de la película, basta con decir que es dramática y con contenido bélico a por doquier (eso lo encuentran en Wikipedia). Lo que si vale la pena decir es que pese a exaltar quizá un poco el orgullo estadounidense, la película es brutal, Mel como nos tiene acostumbrados de Apocalypto o La pasión de Cristo, no se guarda nada de violencia y escenas impactantes, pero sobre todo eso, la historia es más que buena (confieso que hasta se me alcanzó a aguar un poco el ojo de lo emocionado que quedé). Considero que es una historia diferente a las que suelen contarse en temas bélicos y terminaron sorprendiendo, aunque también confieso que puedo pecar por mi ignorancia dentro de este vasto mundo cinematográfico.

No quiero extenderme demasiado, solo quiero decir que la película es emocionante, divertida por momentos, y muy tensa en su desarrollo. Creo que ha sido una grata sorpresa este filme. Espero que si alguien se interesa, haga el esfuerzo de verla ahorita, que no ha dado bombo, y que ojalá la disfrute igual que yo.

Hasta pronto.

Alzas

Este nuevo año ha comenzado con más malestar que comodidad y todo a causa de la reforma tributaria y todo el desangre monetario que ésta significa para el bolsillo de los colombianos que en verdad lo sufren (porque los que lo aplican se suenan la nariz con billetes de 50 y la dignidad del pueblo).

No soy un experto en el tema económico y político del país, pero si puedo hablar de lo que vivimos como comerciantes ante las alzas que se presentan, todo por la usura de poner el IVA en un 19% a causa de cosas que quizá no veremos jamás. Perdón el pesimismo, pero nuestra clase política actual es la heredera de la clase política que robó en el ayer, son las mismas familias, el mismo negocio, dudo que hagan algo en verdad significativo para el país.

Pero bueno, no me quiero quejar de un gobierno que nunca pierde, porque dejémonos de vainas, más allá de la izquierda, de la derecha, de los de Santos, de los de Uribe, de los que sí, de los que no; el que pierde es el ciudadano común, al que le clavan los impuestos,el que con las uñas y esfuerzo busca la manera de subsistir, al que manipulan y someten. Pero hoy quiero hablar de las multinacionales, distribuidoras, etc., de los cuales somos clientes para surtir el negocio (si, porque aunque muchos no lo crean, a uno le toca comprar para surtir. A uno no le regalan las cosas).

La aplicación del nuevo IVA es flexible en este primer mes según el gobierno y en febrero ya todo quedará gravado con el 19%, pero al parecer varias empresas, por ejemplo, Bavaria, Mondeléz, Nutresa, han implementado este de una buena vez. Lo interesante del asunto es que los vendedores le dicen a mi padre: “Este producto ya viene con el IVA pero usted tranquilo, mantenga los precios del año pasado”. ¿Es una broma? Es decir que nosotros pagamos un producto con un IVA más caro pero debemos perder ese 3% de aumento en el impuesto. Un descaro

Cualquiera podría decir que no seamos bobos, que le subamos, pero en esta sociedad, por lo único que no alegan cuando ésta caro es por licor y cigarrillos (y estos últimos sí que han subido, pero con gusto los pagan). Subirle a productos como por ejemplo, la gaseosa,  implicaría inconformidad en el cliente el cual se iría a donde alguien que haya mantenido el precio, ya que, (dentro de nuestro argot, donde la envidia y los prejuicios son lo que más sacamos a flote), al subirle nosotros, somos unos ladrones, usureros, y demás. Pareciera que el cliente creyera que a nosotros no nos cuestan los productos.

Este particular fenómeno no viene de ahora, se potenció con el alboroto generado a razón de la reforma, pero ya de antes se veían casos donde es la empresa quien maneja la ganancia del cliente y futuro vendedor. Quala es una empresa que nos distribuye productos como el destapa cañerías, Frutiño, el éxito del verano en Europa, Suntea, el gel pa’ machos, Ego, el shampoo que encrespa a Paola Turbay, Savital, la bebida que es mejor que dormir, Vive 100, entre otros. Todos hemos visto las campañas mediáticas que hay con estos productos en radio y TV, sabemos sus precios, pero nosotros que se lo compramos a ellos, sabemos que la ganancia que le dejan a uno es mínima ya que ellos imponen el precio y nos cobran como quieren. Negocio redondo para ellos que no pierden y venden por montones.

Yo tengo una hipótesis. Creo que las empresas someten a sus cliente directos para que sus productos no pierdan impacto ante el cliente indirecto, es decir, aumentan costos, reduciendo nuestra ganancia para así el producto pueda mantener su precio usual ante el público. ¿No sería algo desleal que esto fuera cierto? Sí, pero también es su estrategia para que los que pierdan no sean ellos, que han de estar ahogados en dinero, sino uno, que se mata de domingo a domingo en un negocio esclavizante.

No sé si andar viendo tanta sería conspirativa me tiene paranoico o qué, pero se siente que entre el gobierno, las multinacionales y la competencia algo desleal y sospechosa (D1, Justo y Bueno, etc.), la meta fuera acabar con el comerciante pequeño. Por ejemplo, Bavaria a tomado por costumbre que en diciembre, cerca de las fechas navideñas, “se queda” sin cerveza en lata, que se les agotó. ¿En serio la única cervecería colombiana, la que acapara el mercado, la que no tiene competencia alguna y que ha de vender más que cualquier otra empresa en el país, se le agota uno de sus productos principales? Lo más curioso es ver qué almacenes de cadena y bodegas del centro no dan abasto con bandejas de Poker en lata y a precios bajos, ¿eso no es competencia desleal, no venderle el producto al comerciante pequeño para que las grandes cadenas dominen el mercado? Y eso sin contar con los nuevos impuestos y el alza de los servicios que hacen que uno no quiera seguir en esta labor. Cómo no pensar que lo que quieren es acabarnos

Lo cierto es que la situación está cada vez más que dura. Si bien nosotros entendemos que la economía no le da para tanto a muchos clientes, y que pese a que todo les gusta regalado, también la situación no da para más. Nosotros también somos humanos, ciudadanos y tenemos que comer, que subsistir en una sociedad de consumo que no da tregua. Espero que esté alboroto se calme en algún punto. Lo que si toca es seguir mientras se quiera y se pueda, porque pese a los golpes bajos recibidos, seguimos dependiendo de nosotros mismos.

Hasta pronto.

Mis películas de 2016

Me encuentro de nuevo aquí haciendo algo que entre mis planes esta tomarlo como costumbre. Así como hace un año tuve el capricho de hacer una especie de “top ten”  de lo que vi en materia de cine durante el año, hoy parece que le seguiré dando rienda suelta a este capricho.

Debo decir que este año fue extraño en materia de cine,  he tenido conflictos personales por cómo organizar en un  top lo que vi, y si bien no me gusta mucho la idea de calificar de algún modo de mayor a menor, la idea de seguir esto que quiero hacer como tradición también me agrada.

Para no seguir con los rodeos, empezaré con mi capricho.

10. Mon Roi

Resultado de imagen de Mon Roi

Esta película no es nada de lo que parece, le muestra a uno lo que podría ser la típica historia de amor y esta idea la desbarata en nada. La película esta muy bien lograda, tiene su cuota de humor y de drama. Personalmente me gusto pese a que sobre el papel parezca la típica historia de amor, me sorprendió.

9. The Hateful Eight

Resultado de imagen de the hateful eight

Bizarra, entretenida, violenta y bien contada, no sé cómo más podría definir el último film de Quentin Tarantino, quien no pierde su esencia. Si bien no es la obra maestra de Tarantino y quizá a muchos los decepcionó, a mi en lo personal me parece que es buena, no defrauda y es fiel a su estilo, además la historia a medida que trascurre va cambiando y va generando incertidumbre en el espectador. Sinceramente me parece una película entretenida y bien realizada. Realicé un post sobre ella por si alguien esta interesado en leerlo (Los 8 de Tarantino)

8. Green Room

Resultado de imagen de Green Room

La película me atrapó desde el principio. Es intensa, irreverente, cargada de suspenso. Sin ser como tal Horror, la película cumple el objetivo de tener al espectador agitado y atado a su trama. Sinceramente me pareció muy buena y le da al género un nuevo aire sin duda alguna. Realicé un post sobre la película por si alguien quiere echarle un vistazo (Nazi Punks)

7. Rogue One: A Star Wars Story

Resultado de imagen de Rogue One

Debo confesar algo, y quizá sea atrevido y hasta posiblemente fusilado por los verdaderos fans de la saga, pero a mi, Rogue One, sin ser como tal un episodio de la saga, me pareció mejor que, no diría cualquier, pero si varios episodios de la misma. No tengo un episodio favorito pero casi que sin dudarlo pondría a esta historia adyacente a la saga entre los predilectos. La intensidad de la película, la forma en cómo se desarrolló y cómo termina ocurriendo todo es en verdad magnífica y muestra, quizá en estado puro, que la galaxia está en guerra. ¡Por fin se ve la guerra de las galaxias en su máxima expresión! En verdad esta entrega me sorprendió y me atrapó. La recomiendo.

6. Anomalisa

Resultado de imagen de Anomalisa

Cuando vi esta película me pareció injusto que la Academia solo viva de Disney Pixar para escoger la mejor película animada en los Óscar, después me dije “mejor me callo que algo ha de tener Inside Out”. Lo cierto es que la película es muy buena, si bien no tiene la  animación que domina el medio, el tipo de animación es fantástico y lo que logran desarrollar en él es más que bueno y atrevido, además la historia es interesante y muy bien lograda.

5. The Revenant

Resultado de imagen de the revenant official poster

Confieso que la película en si no me pareció que fuera lo último en guarachas, pero tampoco puedo negar la calidad que tiene, además que no es una mala historia. En si lo que más me gustó de la película es la fotografía, es excelente (y lo digo entre mi ignorancia), y quizá por estos detalles, además de la producción tan buena que tuvo en cuanto a locaciones, maquillaje, dirección, en fin, hacen que la película, sin ser brutal, no vaya a ser ignorada. Además debo reconocer que el papel de DiCaprio fue sorprendente dado que salió de su zona de confort y lo hizo de manera más que buena. Sin haberme cautivado y enamorado, sin duda no la saco de mi lista.

4. Youth

Resultado de imagen de youth pelicula

La película de Paolo Sorrentino podría decir que es una especie de oda a la vejez, a la juventud, a la vida. Me cautivo, me emocionó, me apasionó de principio a fin. Debo añadir que la película contó con puestas en escena hermosas y una fotografía magnífica. No puedo llegar a comparar esta película con una de Tarkovski, sería algo sin sentido, pero esa percepción que siento al ver un filme del ruso, la tuve viendo esta película, creo que esta es una cinta más para vivirla y sentirla, que para comprender todo lo que esconde.  Muy buena película.

3. Son of Saul

Resultado de imagen de The Son Of Saul

¡Ay qué dolor! Son of Saul, la verduga del Abrazo de la Serpiente, la que es a la película de Ciro, lo que es Froome a Nairo, uno sabe qué ambos son grandiosos ciclistas, pero ver al británico quedarse el maillot amarillo al final del Tour hace que uno hasta le coja rabia, pero después uno es consciente de que Froome es muy bueno. Así pasa con la película de László Nemes, es buena, así uno no le logre sacar  gran diferencia respecto al Abrazo de la Serpiente por el mismo sentimiento criollo, pero no se puede desconocer la calidad que tiene, además de la manera diferente en que nos cuenta una historia que tanto hemos visto en el cine y de la perspectiva desde que la cuenta. Si, las historias del holocausto nazi y la segunda guerra mundial tienen un plus para la academia, pero esta película, se ganó bien su lugar.

2. Room

Resultado de imagen de Room movie

La película nominada a mejor película en los Óscar sin duda fue una grata sorpresa este año para mi. La película es escalofriante al comienzo pero luego, muestra una realidad que si bien uno no ha vivido (y ojalá nunca viva), no se muestra nada fácil, el volver a una sociedad y en el caso de Jack, el niño, conocerla, luego de estar en cautiverio. La historia está muy bien elaborada, esta llena de incertidumbre, de asombro, de dolor y de alegría. Sin duda es  un gran filme que lo atrapa a uno desde el inicio.

1. Spotlight

Resultado de imagen de Spotlight

Sobre el papel no me lograba llamar tanto la atención. Luego, la película tiene un trascurso algo lento, pero en el fondo es arrollador. La película es desgarradora, es indignante y hasta aterradora. La temática es bien conocida en la sociedad pero hasta ahora poco se había tocado en cine, la pedofilia en la iglesia. Lo más interesante de la película es que muestra más allá de los hechos, como la sociedad se niega a aceptar que su religión, sus creencias, sus guías espirituales, estén en estos pasos, pero al final la realidad es más fuerte y terminan aceptando la verdad en una región arraigada al catolicismo. La ganadora del Óscar quizá no tenía el envión mediático que pudo tener The Revenant, pero la película se hizo los méritos suficientes para quedarse con la estatuilla.

Bonus:

Pensé mucho en poner en algún lugar a Doctor Strange, pero el hecho de que sea un completo ignorante en materia de super héroes y del universo Marvel, me hizo desistir, aún así, ningún personaje de todo el universo que ha venido saturando las salas de cine me había gustado tanto como éste (Deadpool no está mal, pero Dr. Strange te da en las bolas amiguito), el hecho es que la película también me pareció buena, distinta e interesante, con buenos efectos y una historia misteriosa. No le doy un lugar, solo digo que en lo personal me gustó.

No siendo más termino este pequeño top. Espero les agrade y pues si no, pues poder generar un debate respecto alguna película. Siento la falta de cuota latinoamericana, pero este año si estuve muy  alejado del cine de acá, por lo menos del actual. Como comentario adicional, al igual que el año pasado, las películas quizá muchas son de 2015, pero hasta este año llegaron al país, y acá todo llega tarde, como nosotros (bueno, la mayoría de nosotros), por eso las incluyo como películas de este año.

Hasta pronto.

 

Pdt: Vi La La Land  y la verdad no me pareció la gran película como la han venido promocionando, donde la han catalogando como “La mejor película de los últimos tiempos”. Tiene partes interesantes, el final es inesperado (aquí entre nos, me pareció perfecto), el guión es muy  bueno,  de hecho, la historia de Sebastian me pareció genial, todo lo que concierne respecto a la música y su pasión por el Jazz, pero más allá de eso, el impulso mediático y el hecho de que sea musical (lo siento, pero los musicales y yo vamos por caminos distintos) le quitan puntos en mi corazón (?). Creo que me empiezo a cansar de películas que las impulsan demasiado y al final no son tanto de lo que las promocionan, obviamente La La Land es buena, pero no logró darme el toque para ponerla en mi top.

Un espejo muy negro.

Usualmente escribo sobre cine porque es algo que me agrada pese a que no soy un experto, pero hoy quiero hablar de algo no muy distante a él pero sí diferente, hoy quiero hablar sobre una serie.

Personalmente no acostumbro a hacerlo porque a diferencia de la película, la serie puede continuar, esto implica que podría hablar tan solo de una parte de ella o podría hacerlo cuando ésta en verdad hubiera llegado a su fin (soy muy cansón, lo sé). En cambio la película finaliza y ya esta, a menos que sea una saga, pero rara vez hablo de alguna película de ese estilo.

Además, tampoco me gusta mucho la idea porque pueda que ahora exprese una opinión de una serie que me ha parecido buena, pero con el trascurso de la misma, y después del mismo post, esta se vuelva una montaña rusa llena de temporadas buenas y malas. Por ejemplo, The Walking Dead  y sus baches de la tercera y cuarta temporada, (aunque pueda que a muchos esas temporadas le hayan gustado. Es cuestión de gustos).

Sin dar más rodeos, hoy quiero hablar de Black Mirror. La serie británica, que desde 2011 nos acompaña (?), pudo cautivarme en el final de éste año. Sí, algo tarde, por eso tampoco hablo de series, porque quizá no son contemporáneos los post con las series, pero esta serie me pudo.

La serie me pareció fantástica y aterradora, y no precisamente porque sea de terror sino porque lleva una línea argumental bastante conspirativa, con hipótesis de lo que podría ser nuestro futuro en base a lo que es nuestro presente. Si bien la serie muestra avances tecnológicos que parecen utópicos para nuestro tiempo, también es cierto que el hombre es un ser insaciable y capaz de desarrollar tales avances y también capaz de hacer sin piedad lo que sea con tal de favorecer sus intereses personales (esto último no es algo general de todos los seres humanos, pero sí de muchos, la mayoría pensaría yo).

Lo que más me cautivo de la serie es la forma en que en varios episodios, no hay víctimas, sino que todos en cierto modo terminan siendo villanos, y no es que me gusten los villanos, simplemente me gustó la idea de mostrar a todos como seres imperfectos que cometemos errores. La serie tiene una forma de relatar sus historias tal que lo que uno comienza creyendo algo y termina siendo desacertado lo que se pensó, y en muchos pasajes resulta impredecible el mismo relato.

La serie está sobrecargada de críticas sociales, pero esto no satura a la misma, sino que la potencia aún más, generando asombro, consternación y dejándolo a uno como espectador perplejo, con la cabeza tratando de pensar en todo lo que acaba de digerir. Las críticas más fuertes que presenta son hacia la política, el manejo de redes sociales y la seguridad cibernética, los estereotipos sociales, la doble moral que tenemos y cómo la misma serie lo enuncia, los riesgos que pueden haber a partir de los desarrollos tecnológicos.

No sé puede decir que toda la serie es en cierto modo fatalista, también hay uno que otro episodio esperanzador (para mí, solo uno, pero eso depende de cada quien). Eso sí, la serie es un exquisito banquete de cruda realidad, verdades ocultas y críticas a por doquier. En cierto modo encuentro una semejanza entre la serie y las obras de Saramago. Ambos plantean una historia irreal y a partir de ella muestra toda nuestra realidad.

Creo que es importante que recalque que la serie no es una serie común, con personajes y una trama entorno a ellos. Black Mirror es un compilado de historias, cada episodio es una historia diferente las cuales parecieran que en algún punto se deben hilar, pero por ahora no es algo que se pueda afirmar. Este hecho me parece que le da a la serie un plus, pues si bien cuenta historias que parecen aisladas y que pueden llegar a perder esa idea de serie que tenemos, ésta logra atraparlo a uno y no soltarlo hasta acabar las temporadas (por suerte o infortunio apenas hay tres).

Dada la naturaleza de la serie, es difícil escoger un capítulo favorito, todos me han impactado y me han hecho pensar en demasiadas cosas que uno por muchos momentos ignora. Si me pusieran a escoger, no podría quedarme en el idealismo norteamericano de que solo uno puede ser el mejor, además no puedo escoger uno solo, así que diría que mi top de episodios sería: “Fifteen Million Merits”, “White Bear”, “Men Against Fire” y “White Christmas”, aunque es superfluo quedarme solo con estos, porque en realidad todos son más que buenos.

Realmente recomiendo para quien no haya visto la serie, que le eche un vistazo, no se arrepentirá. Para los que ya la vieron, dirán que soy algo tonto por haberla visto hasta ahora y venir a hablar por acá, pero no pude contenerme, en verdad me impacto la serie y como su nombre lo dice, es un espejo negro, en el cual nos reflejamos.

Hasta pronto.

¡Si se pudo!

Acabar una semestre es más que agotador, y aún más si este termina casi sobre la antesala de la navidad, que donde se alargue un poquito más el semestre, se reza la novena, subiendo las a veces eternas escaleras, con piedritas en los zapatos, como penitencia o sacrificio para habilitar las materias no pasadas.

Pero cuando no tiene uno que llegar a ese último peldaño de tortura, esa prolongación angustiosa del semestre en la que se juega el todo por el todo, la sensación es sanadora, reconfortante y hasta motivadora. Así me siento, porque no solo fue un semestre, fue un año así.

Estoy tan emocionado que no me lo creo aún. Tuve mi mejor año desde que ingresé a la universidad, y si, debería sentir vergüenza de ello, pero dadas las circunstancias que se han presentado en la carrera y lo ruda que es la misma (y lo malo que soy), creo que es un motivo para emocionarme, así que, dejando la pena a un lado, me siento  feliz.

La costumbre de estar cayendo constantemente y estar levantándome, temeroso de que no pudiera, de que no fuera ser capaz de acabar la carrera, ese miedo constante se ha disipado un poco. El sentimiento de que si se pudo, que logré superar la adversidad, el poder encontrar un año que no fue fácil y sobrepasarlo con satisfacción, sin duda me da un envión anímico, que me dice que si es posible, que así sea sufrido y justo, puedo.

Aún tengo las rodillas peladas, los codos raspados y hasta un diente desportillado de lo sufrido que fue el cierre de semestre, pero la felicidad no se me va a quitar, porque logré lo que llegue a sentir como un imposible (hasta con la misma álgebra que me tira sin piedad).

Hasta pronto.

SadoMathsochistic

En pleno parcial no puede ser que en mi cabeza se atraviese la pregunta que a estas alturas ya no debe hacerse, y más encima, como pecado mortal, como nombrar a Voldemort en Hogwarts, salga de mi boca la oración “¿qué hago estudiando esto?” 

A esta altura en la que voy, (la cual no es la altura esperada, pero ya se va en el aire), es casi un suicidio, es echar por la borda el esfuerzo, o bueno, los trancazos con los que se ha llegado a este punto, pero la frustración le llega más rápido a uno que las ideas para resolver un parcial.

Bien nos dijeron en la inducción, por allá hace tanto tiempo ya, que las matemáticas muchas veces son ingratas, y sí que lo son, hombre honesto aquel que nos advirtió de los baches emocionales en los que podíamos recaer. El problema es que parece que cogí el bache de cama, justo en este semestre aterrador que atravieso.

Uno a los golpes le ha cogido más cariño a la carrera. Al reto que significó poder acabar una carrera de matemáticas al principio, cuando uno no sabía qué hacer con su vida, ahora, que tampoco está muy claro qué se quiere hacer, al menos siente uno que quiere acabar  la carrera de matemáticas y forjarse uno el camino entorno a ella.

No sé cómo haré (aparte de estudiar y poner toda la carne en el asador para el final del semestre), pero tendré que ser como Rose en Titanic, y dejar hundir solas a mis penas, haciendo ellas el papel de Jack (aquí si tengo que dejar morir a  Leo, por más que hubiera espacio para salvarlo).

Antes de irme, creo que le debo una disculpa a mi par en el parcial, mi compañera ;), mi amiga, mi novia, mi apoyo, mi terroncito de azúcar, mi cuchicuchi, mi… *Lo cachetean por cursi*, por soltar tal frase tan motivadora en pleno parcial, sé que no era lo ideal. Lo siento.

Hasta pronto.

Pdta.: El título del post  tan solo me surgió de pensar en una canción de Carpathian Forest y hacerle una pequeña variación, no es para nada una incitación a pensar que estudiar matemáticas es sadomasoquista o algo por el estilo.

(…)

El camino fácil sería odiar algo que te ha golpeado tan duro y tan seguido, que te patea y que parece barrer el piso contigo, pero yo, siendo estúpido, no la odio aún, aunque si, ya empiezo a resignarme con ella. Siempre cayendo ante ella, tratando de evitar el knockout, pero cada vez siento que la siguiente caída ya no podré reponerla. Así me siento, tan derrotado como tantas veces, tan incapaz después de cada golpe, y quizá mañana supere el altibajo, pero la frustración contigo, esa ya no se me va a quitar nunca.

Para ti, álgebra, que me has dado como a pandereta de cristiano…