Dook…Dook…Dook.

Tiempos sin pasar por acá. Después de haber comenzado de nuevo con mis deberes académicos hace poco me he visto imposibilitado de pasar por aquí y escribir, pero por suerte, no me he visto imposibilitado a seguir viviendo y a disfrutar de una de las cosas que más me gustan, el cine.

No voy a hablar sobre cine arte ni sobre películas complejas que no entiendo –pero que disfruto, siento y vivo-. Unos cuantos post atrás, hablé sobre Poltergeist, que para mí es una de las mejores películas de ‘terror’ o ’suspenso’ -¡Qué feo eso de encasillarlo todo! Sin embargo, es cierto que no hay que mezclar la mierda con la pomada, como decía un fulano por ahí-. Hoy les escribo para comentarles acerca de mi experiencia al haber visto The Babadook.

Debo aclarar que ya había escuchado hablar de la película y los comentarios hacían que mi espera se hiciera algo desesperante. Si bien le he perdido fe y algo de gusto a las películas de ‘terror’, no sé por qué a esta le creí y la esperé hasta que por fin llegó.

Después de haber corrido épicamente al bajar de la Macarena al Embajador y viceversa -no fue en cicla, pero merecía un Maillot de lunares-, conseguí los tickets para la función, bajé con afán porque creí que después no los conseguiría, pero ¡oh sorpresa! Cuando llegamos a la función,  la sala estaba casi vacía, quizá era uno de los pocos que le tenía fe a la película -y quizá el único güevón que bajo de afán a comprar las boletas con antelación-. Pero bueno, lo importante era estar ahí.

No pretendo dar spoilers de la película -por si alguien me lee, no la ha visto y de pronto quiera verla-, tan solo diré que no me defraudaron los comentarios que leí. Hace mucho no veía una película de este género que logrará tenerme allí, metido en ella todo el tiempo, que a mi parecer, contaba con un muy buen argumento, sin tener que ser muy dramática, sin ser tan complicada, y sin perder ese ‘toque mágico’ de las películas de terror -y de muchas películas en general- de crear personajes místicos, inexplicables, irreales, pero a su vez aterradores para nuestro entretenimiento. En mi opinión, la idea de la película está bien desarrollada, ignorante mi opinión quizá, ya que en teoría no sé nada de cine, -aunque teorizar un arte… ¡plop!-, con un final que de pronto se quedó algo corto para lo que se desarrolló en la película, pero dejando en mí más vistos buenos que malos. No es la típica película con muchos sustos clásicos, no, esta es algo más tétrica, intrigante y desesperante, no lo voy a negar, de lo mejor que he visto en este género tan masacrado ya en los últimos tiempos.

Después de haber esperado con algo de ansiedad algún tiempo atrás la llegada de la súper promocionada “The Conjuring”, película que no terminó por llenarme para nada, hoy puedo decir que “The Babadook” me hace creer que aún se pueden ver cosas ‘buenas’ de terror. No digo que The Babadook sea la última Coca-Cola del desierto ni nada por el estilo, pero para el tiempo que nos tocó, hablo por mí y los contemporáneos a este joven servidor, pareciera que el terror se quedó estancado en aquellas ideas majestuosas desarrolladas en las décadas de los 60, 70, 80 y 90 al punto de ver películas que son imitaciones o remasterizaciones (como pasará, quizá desafortunadamente, con Poltergeist), pues The Babadook, termina siendo para mí una muy interesante película para ver (porque la repetiría, obvio en mi casa, pero lo haría).

Si alguien quiere ver una película con mucha sangre, sustos, o fantasmas -o en su defecto, vampiritos-, pues esta no es una buena opción, pero si quieren algo que genere tensión, que sea misterioso y tétrico, The babadook es una buena opción. Obviamente, tiene que ir sin prejuicios, no vaya escéptico y haciéndose el que no le hace nada ver algo así, el cine, -y en general el arte-, no es para dárselas de sobrado y sentirse superior a los demás por x o y variable, digo, motivo -los gajes del oficio, ya entenderán-. El cine es para disfrutar, sentir, vivir a través de las ideas, sueños y vivencias de alguien que puede terminar siendo similar a nosotros, los que vemos su película al otro lado de la pantalla.

Si alguien se antoja de verla, que la disfruten, si no, pues que también disfruten porque qué más, lo cierto es que los dejo, porque ya está muy oscuro y he empezado a oír algún ruido raro por ahí… me voy a cubrirme con mis cobijas en mi cama, porque entre más arropado se este, más seguro se siente uno… (?).

Hasta pronto.

Anuncios

2 comentarios el “Dook…Dook…Dook.

  1. […] Si bien la película es de un género bastante desgastado y sin fuerza en nuestra era, es precisamente esto último lo que para mí hace que se destaque. Pese a que la película tiene un final algo flojo, el desarrollo de la trama es inquietante, tenso e interesante. Si hay alguien interesado, realicé un post sobre la película (Dook…Dook…Dook.) […]

  2. […] eso que ya hablé de canciones y demás). Realmente recomiendo la película, junto a The Babadook (Dook…Dook…Dook) considero que es de lo mejor que he visto en los últimos años en cuanto a terror se refiere. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s