Se acabó la guachafita

El horror vuelve a empezar, a veces siento que no vivo esta carrera, la resisto, y es duro estar así porque hoy, último día de estas vacaciones, solo siento pavor del día que me preparará mañana en la apertura de este nuevo semestre.

Las materias, duras, los profesores… ni hablar, perfectamente podría ver esto como un reto (como quise verlo desde un principio, hace 2 años), pero hoy lo siento como una cruz, como un mal matrimonio, como una piedrita en el zapato. Lo que no sé es si este sí será el semestre. Ojalá se alineen los planetas, me iluminen las estrellas, me acompañe la concentración y que la frustración no me lleve a la desesperación… (?)

Este post es tan fugaz como lo fueron mis vacaciones, y solo pido que cuando quieran hacer algo, lo hagan desde esa vaina que unos llaman corazón (mi corazón solo hace “pum, pum”, yo creería que a lo que se refieren es otra vaina rara), para no terminar así, encerrado y con temor. Ojalá pueda volar como Ícaro (pero no tan alto, pa’ no quemarme con el sol) y quizá hasta termine conviviendo con las matemáticas, dijeron que sería duro de principio y hasta el momento no han fallado en lo más mínimo (bueno, Física I si falló), así que habrá que ver, a meterle los restos, intentar poner la carne en el asador (sin quemarla, por favor) y ver si puede resurgir de las cenizas y vencer a mis temores.

Hasta pronto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s