Que viva el paro…(?)

Muy juicioso, con calma y buen tiempo (si, buen tiempo, rareza para quien me conoce) me encontraba subiendo hacia la universidad, de repente vi una consigna en la parte superior del edificio que decía: “¡¡¡VIVA EL PARO!!!”, esto me puso a pensar en: ¿Qué pasaría si en verdad viviera el paro?, sería difícil imaginarse algo tan revolucionario acoplarse a un sistema ya establecido, sería como ser agnóstico o ateo, y que lo levaran a misa. Además que vivir conlleva muchos gastos, impuestos, seguridad social, seguros y un sinfín de gastos que este gobierno (muy querido él) toma para “mejorar”.

Yo creería que si el paro viviera, él no quisiera terminar tan demacrado como la pobre salud, como la analfabeta educación, o tan violada como la justicia. Si el paro viviera, sería mejor que se acoplara para no ser acribillado luego por el estado. Es una lástima no poder decir que el paro es menor de edad, a veces actúa como uno, pero no lo es, éste es más viejo que la mañana de andar a pie, por ello, le toco o le toco.

Y es que los elevados costos son los primeros en aparecer a la hora de facturar impuestos para el pueblo, y lo peor aún es que esa plática (como cosa rara) no se ve. Pero bueno, hay casos en los que “son conscientes” de sus elevados costos al cobrar. En días pasados a mi padre le llegó una carta de “devolución” del predial, al ver el dinero que devolvían, con los papeles que había que llevar y con las vueltas que había que hacer, creo que el “intento de consideración” se quedó muy corto, no se justificaba, quizá si hubieran dado bonos para ir a tomar más que sea gaseosa en McDonald’s, hubiera valido la pena (?). Y es que para que ellos le den alguito a uno hay mil peros, pero vaya a uno a darles el dinero a ver si se hacen los del rogar, aunque si existe un ente que es más perecudo para poder solucionar algo con él. El ejército.

No habrá cosa más cansona que lidiar con las vueltas para solucionar la situación militar: que jornadas de incorporación (desde muy tempranito para que le digan a uno: Aplazado), cuando ya hay algo, solicitar la cita (podría hacer que no exista servicio telefónico un viernes antes de las 7am, salvo para el ejército y para mí, y aun así no habrían citas disponibles), luego reunir todos los papeles (se gasta lo mismo reuniendo las esferas del dragón…,bueno, tampoco hasta ese extremo), para luego ir a pagar, y hablando de esto último: ¿alguien quiere pensar que nosotros no solo tenemos ingresos?, no veo ni una sola solicitud de: impuestos pagados en el último año, factura de los servicios domésticos de los últimos 6 meses, costo de seguridad social, alimentación, transportes, o algo por el estilo, en la hoja de la cotización militar. Ni que uno fuera millonario o fuera un evasor de impuestos como para que lo que entra no vuelva a salir. Menos mal desde cierta edad fui consciente de este mal que agobiaría en un futuro mi vida, y desde pequeño empecé a llenar galones de agua con monedas de quinientos. Ya llevo uno y medio, espero alcance para cubrir una parte del dolor de bolsillos que se nos viene, porque que sí que son vergüenzas para cobrar caro.

Viendo todo esto, solo quedan dos posibilidades, o que se muera mi absurda idea, o que se muera el paro de una buena vez antes de que los zánganos del gobierno lo acaben, ( si el paro vive, espero ya haya solucionado su situación militar, porque si no…ayayay). Yo por ahora iré a romper el marranito de mi hermana para cuanta moneda encuentre de quinientos, echarla a mi galoncito.

Hasta luego, estrellitas…(?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s