Nostalgia.

No sé por qué, soy demasiado nostálgico o demasiado marica, pero luego de alguna experiencia muy grata quedo como con un guayabo que me dura al menos una semana. Me pasa con los conciertos, o con un día que haya sido muy especial, o como en este caso, un viaje.

Hace una semana larga estaba en tierra llanera, tour Yopal-Chámeza (aunque Chámeza de llano solo tiene el espíritu llanero de su gente, porque eso es más cordillera que otra cosa), y la experiencia se me hizo inolvidable. Hacía tanto tiempo que no iba que fue como si fuera por primera vez. Quedé embobado, fascinado y con ganas de volver.

Haber vuelto a ver a la mayoría de mis tíos (solo faltó una), volver a ver a mi abuela y que dijera que éste chinito ya estaba muy grande, reencontrarme con el abuelo, aunque con él hace poco nos habíamos visto, pero sobre todo compartir muchísimo con mis primos. Siempre sentí que esa parte me faltó, compartir más con mis primos, la distancia y la diferencia de edad pesaron, pero esta vez no importó nada, todo fue risa, historias, baile, canto, joda, de todo, fue algo maravilloso, creo que no pude empezar mejor el año.

Los momentos vividos han sido demasiado gratos y sin duda me han marcado. Pequé al dejar pasar tanto tiempo sin ir, pero ahora solo tengo el deseo de volver más seguido. Siempre supe que allá tengo familia, pero esta vez la volví a sentir, un pedazo de corazón se me ha quedado allá, en la llanura.

Hasta pronto.

 

Anuncios

Mis Películas de 2017

Y acá me encuentro de nuevo, haciendo mi top ten de lo que vi este año. Traté de ver más películas que fuesen como tal de este año, pero es complicado que todas sean de 2017 puesto que acá todo llega tarde, además, este año la tarea no se vio ayudada por festivales como IndieBo, debido a que vi solamente clásicos y no tuve tiempo para buscar las películas que me habían interesado de festival. De igual modo, con pena en el alma, no vi mucho cine nacional, me quedé corto de tiempo para ver documentales como el de Señorita María o Amazona, los cuáles quise ver pero no pude.

Comenzaré mi conteo no sin antes recordarles que es un top bastante personal, es de lo que vi, de lo que me marcó y disfruté. Al igual que todos los años, el conteo se compone de películas de este año o que llegaron este año a Colombia.

  1. Gerald’s Game

gerald_s_game-321060947-large

Basada en la novela de Stephen King, la película producida por Netflix (primera en formato streaming que pongo en alguno de mis rankings) es bastante interesante, con una situación desesperante que pone a la protagonista a alucinar y luego a desarrollar una historia aún más perturbadora de la que ya está viviendo. La película va lenta, por momentos parece que va a aburrirnos, pero de un punto en adelante la película toma fuerza y hasta causa bastante impresión en una de sus escenas importantes. Fue una grata sorpresa verla.

  1. The Salesman

thumb_5722_film_poster_big

Puede pasar que al ir en busca de venganza todo pase menos vengarse. Tras una serie de eventos, los protagonistas deben buscar un nuevo hogar, y es allí donde todo se desencadena en una serie de eventos desafortunados que terminan en la búsqueda de justicia a propia cuenta. Muy buena película de Asghar Farhadi.

  1. Manchester By The Sea

91ixFqzAwtL._RI_

Fuerte historia que es contada lentamente en una película que quizá tome tintes muy depresivos o melancólicos por momentos, pero que termina dejándolo a uno enganchado con todo lo que ocurre.

  1. Clash

clash

¿Cómo ver reflejados los intereses políticos y religiosos enfrentados en una situación extrema? Esto es esta película, que pone en pantalla lo peor de nosotros, que preponderamos nuestros intereses, creencias e ideas hasta por encima de la vida misma del prójimo. El escenario, un camión policial con retenidos en plena revolución egipcia en 2011. ¡Gran película!

  1. It

it___it___a_coisa__2017__poster_by_netoribeiro89-db0gzuc

El argentino Andrés Muschietti sí que supo regalarnos una intensa, tétrica y sangrienta adaptación de la aclamada obra de Stephen King. No hay forma de comparar esta adaptación con la de 1990 puesto que fueron dos formas muy distintas de adaptar el libro, mientras Tommy Lee Wallace (director de la miniserie del 90′) quiso meter todo como a la brava, Muschietti quiso contar mejor la primera parte. Sin duda la intensidad con la que viví la película hacen que este en mi ranking, fue un muy grato retorno del payaso (que es más que un payaso pero pues, es su faceta principal) que tanto terror causo.

  1. Star Wars VIII: The Last Jedi

star-wars-viii

Creo que ha sido el episodio más intenso de la saga, quizá peque, pero ninguno lo viví con tanta tensión como este, desde el comienzo hasta el fin fue una sobrecarga de emociones fuerte para los amantes de la saga, para los seguidores y hasta para los que no la conocen (eso si, por lo menos el episodio VII debieron haber visto para no estar tan perdidos). Esta entrega de la icónica saga es sin duda la que más se salió del esquema que solía verse de las anteriores entregas, con personajes que crean incertidumbres, un villano algo confundido, endeble pero bastante fuerte y con momentos que hacían que se sintiera pesimismo sobre lo que podría ocurrir en la película. Si bien hay partes algo raras, como que fueron parches dentro de la cinta, ésta no deja de ser una gran película.

  1. Raw

raw

Yo no sé qué tienen los franceses, pero cuando quieren hacer una película que impacte lo logran. Si bien no está al nivel de Martyrs o de À l’intérieur (Y posiblemente muchas más que están ocultas por ahí, esperando a ser descubiertas), en cuánto a lo sanguinaria, la trama, la forma en como desarrollan la película hacen que Raw sea absurdamente buena. Es posible que la subieron mucho a la hora de decir que era supremamente asquerosa, es posible que también dejara de ser muy asquiento, pero la película impacta, atrapa y roba el aliento. Excelente película, recomendadísima.

  1. Moonlight

moonlight-232276883-large

La ganadora del Óscar en modo Steve Harvey no podía faltar en el conteo, y es que la película cuenta con una historia muy buena, que quizá me desinfló un poco al final pero que tiene una historia fuerte, que se cuenta en y para una sociedad prejuiciosa, estigmatizadora, donde su personaje sobrevive pese a las dificultades que ha tenido que pasar. De la película hablé en un post anterior, al igual que de Manchester by the sea (por si quieren ver: Jugando a predecir)

  1. Get Out

get out

Qué idea tan desquiciada, tan brutal, fue esta una gratísima sorpresa en el año, tanto que la he repetido más de una vez porque sencillamente la historia me atrapó demasiado. No solo está llena de racismo (lo cual es evidente casi que de primerazo) sino que la forma en la cual terminan desarrollando la idea de la película fue impactante. Sí, raya lo imposible (hasta ahora), pero para eso están las películas, para imaginar lo que creemos o es imposible, o en este caso, para aterrarnos y hacernos temer de lo que pueden hacer con nosotros. Brutal película de Jordan Peele.

Por si alguien le interesa, escribí un post conjunto de Get Out y Raw: Noche de suspenso

  1. The Handmaiden

the handmaiden

Sin duda la mejor película que vi este año, el último filme de Chan-Wook Park fue fascinante, intenso, impredecible, asqueroso (por momentos), mórbido, hermoso, todo a la vez, fue majestuoso para mí. La historia está muy bien hecha, le va cambiando el rumbo a uno como espectador de manera increíble, 3 partes, 3 aires de desconcierto muy fuertes, que sencillamente lo dejan a uno aún más enganchado tras cada parte. A mí me fascinó esta película y sin duda era la única posición que tenía clara de este top ten era esta.

Por si alguien está interesado, le dediqué un post a la película: Exótico oriente

Ya para terminar, quisiera hacer una mención especial a Coco, no es la mejor película de Disney, pero pienso que fue una buena historia, muy metida en la cultura mexicana y el día de los muertos. Me pareció una gran apuesta de Disney hacer una película tan latina, tan mexicana, tan solo me preguntó, ¿cómo verán la película en inglés, si claramente tendrá un mejor toque en español? También estuve a punto de poner Mother! entre el top, pero es que es casi que Rosemary’s Baby versión Aronofsky, la película no es mala, es bastante intensa, misteriosa, tiene partes confusas y actuaciones muy buenas, pero la desazón con la que salí por ver casi que una historia tan similar me hizo desistir de ponerla.

No siendo más me despido. Sé que me faltaron grandes títulos por ver, trataré de hacer mejor la tarea para el año que viene. Por ahora espero disfruten de estas películas tanto como yo las disfruté. De antemano feliz año para todos mis lectores.

Hasta pronto.

 

 

Y llegó la 15

Qué felicidad tengo, aún tengo en la retina el riflazo de Henry Rojas al 85′ para darnos la tan anhelada estrella 15, aún tengo viva la emoción, como si hasta ahora hubiera finalizado la final ante Santa Fe. Después de 5 años, y por primera vez en este blog, escribo por un triunfo y no por una derrota como hincha de Millos y del fútbol.

Después de tantas desilusiones tras aquel 16 de Diciembre de 2012, donde con un penal atajado, Luis Delgado cortó la sequía de 24 años y nos dio la estrella 14 (la primera que veía en mi firmamento azul), las frustraciones parecían estar a la orden del día en la casa Embajadora: La temprana eliminación en Libertadores 2013, dos cuadrangulares flojos en el mismo año, eliminados por penales ante Junior en semifinales (2014-I), eliminados por Cali en semis, nuevamente en penales (2015-I), eliminados por Junior en cuartos de final por penales ¡Otra vez!, tras una remontada épica (2016-I), eliminados en la misma instancia por Nacional (2016-II), y eliminados al último minuto el semestre pasado ante Nacional en semifinal. Todas esas tristezas, quizá tan vivas, potencian aún más la inmensa alegría del hoy, la importancia de este título.

Sin duda ayer fue uno de los partidos más intensos que he vivido. En la tienda, tensionado, con el gol de Cadavid se paralizó todo con mi efusivo grito de “¡Gol!” seguido por un “¡hijueputa gol, carajo!”, luego de la pena le pedí disculpas a los vecinos por el susto y la emotividad, mi padre no podía de la risa. Todo parecía opacarse con el tanto de Morelo, pero con el golazo de Rojas que sentenció el título, no hubo perdón que pedir, solo celebración, euforia, alegría, ¡vencimos! Triunfamos callados, sin ser favoritos jamás, ante un complicadísimo Santa Fe, fuimos los protagonistas cuando los llamados a serlo eran otros, fuimos campeones cuando éramos equipito de medio pelo para muchos.

La verdad fui escéptico cuando hace casi un año, llegó Russo a reemplazar a Diego Cocca, creí que era mejor buscar a alguien que conociera el fútbol colombiano y sobre todo a Millos. Hoy debo reconocer que él supo hacer historia con un equipo de obreros, sin estrellas, pero que a fin de cuentas como equipo terminaron siendo más valiosos.

Solo queda agradecer a todos, a la institución, a Russo, a los jugadores que dejaron el alma en la final, en ambos partidos, con baches, con fortuna si se quiere, pero que nunca dejaron de ponerle corazón. Gracias por jugarse la vida por la gloria que es para ustedes, jugadores, y la alegría inmensa para todos nosotros, la familia embajadora. 15×10^googol de gracias por esta alegría, Millonarios.

Por ahora será seguir disfrutando de las mieles del triunfo, eso sí, reconociendo lo que dijo Russo anoche: “somos los mejores por una noche, mañana hay que seguir trabajando”. Hasta acá llega el post futbolero alegre, exótico en este blog, único en su especie (espero lleguen más). Gracias a los que leyeron estas palabras, perdón a los que no les gusta el fútbol, pero no podía privarme de compartir mi emoción.

Hasta pronto.

Millos Campeón.PNG

Pdt: Espero que este triunfo no sea una excusa para que las directivas no busquen invertir más. La idea de mejorar la cantera me gusta, pero también se requiere inversión para seguir mejorando. Vamos Millos por más.

El Arcade se hizo fuego

El anunciador, en el centro del ring, anunció la entrada del púgil, un púgil que no es un solo sujeto, sino un conjunto armónico, mágico, que ingresó a la arena y con golpes de guitarra y emoción, dieron un golpe de knock out a los asistentes luego de dos horas emotivas de espectáculo.  

Arcade Fire cumplió con lo prometido, un show espectacular que se anunciaba como el mejor que se vería en 2017, no puedo asegurar que lo hubiera sido porque económicamente y por cuestión de gustos me es imposible verlo todo, pero si puedo decir que fue de los mejores conciertos que he vivido, pese a los fallos técnicos y logísticos que se hubieran presentado.

Las palabras son muy cortas para describir lo vivido, desde el instante en que sonó de manera intrépida la quinta sinfonía de Beethoven (versión de Walter Murphy) para dar paso al ingresó de la banda para luego iniciar con “Everything Now”, hasta el intenso y nostálgico final con “Wake Up” el concierto fue un viaje emocional decorado majestuosamente con la calidad musical del grupo, que con intensidad, pasión y sencillez, se entregaron al público bogotano para darnos una noche inolvidable.

Entre al recinto con el gusto por Arcade Fire y salí enamorado de ellos, son de esos grupos que en vivo sellan un vínculo para toda la vida. Después del concierto entendí porque los teloneros, Bomba Estéreo, no tocaron “Fuego”, el fuego lo pondría otro grupo en el escenario.

La nostalgia post-concierto es inevitable, pero la cara de ponqué que aún tengo al recordar cada instante de anoche me hacen estar más que agradecido por la suerte que se tuvo para poder ir y sobretodo por el gran concierto que vivimos anoche y que aún retumba en nuestros oídos, cabezas y corazones.

Infinitas gracias Arcade Fire.

(…)

Recordar el colegio implica recordar esa exploración musical que tuve a través del metal, hoy recuerdo en especial un tema, “To Enter Your Mountain” de Bathory. La verdad yo en la interpretación de las letras en inglés he sido un vil güeva, pero siempre esa canción me transportaba, me llevaba a una montaña, quizá en el interior de uno, donde hubiera paz, tranquilidad, donde pudiera reorganizarse y salir de nuevo con claridad. Hoy sé qué no dice nada de eso, pero la sigo sintiendo igual y hoy más que nunca me serviría encontrar esa montaña, adentrarme en ella, y poder alejar todos mis demonios…

Cánticos que no van

Ir al estadio es una oportunidad única para mí, esto debido a que no vengo de una familia futbolera y no tengo la capacidad económica para costearme el abono para ver a mi equipo del alma; pero ayer creo que no tuve una de las mejores experiencias y no precisamente por lo futbolístico.

Sí, Millos jugó horrible ayer y siendo sincero mereció perder, pero el resultado es meramente deportivo, algo que ocurrió y que se puede olvidar. Pero lo que no puedo olvidar es sentir que buena parte de la hinchada le pareció muy divertido cargar al rival con un tema que a mi modo de ver no tiene nada para coger de chanza.

Se veía venir que el clásico iba a tener ambiente pesado dado el escándalo sexual que involucra a unos jugadores (¡No todos!) de Santa Fe. Quise tener fe en nosotros, los hinchas, de que podríamos saber reconocer la diferencia entre meterle presión al rival y tomar un tema tan delicado para vulnerarlo. No debí tener fe, aunque debo decir que otra parte de los que estuvimos en oriental no seguimos la chanza.

El momento que me generaba incertidumbre llegó, salieron los jugadores de Santa Fe a caminar la cancha y los gritos de “Violadores” no se hicieron esperar. Curioso, acusar a todo un equipo que son unos violadores cuando ni siquiera se han revelado detalles concretos de quiénes son los involucrados. Que por uno paguen todos. Escueleros a morir. Ya en el juego, gritos solitarios de “Violador”, “Violador hijueputa” no faltaban, gritos desesperados de hinchas que van a putear más que a alentar. Algún cántico quizá se me pasa, pero la gota que rebosó la copa, mi copa, llegó cuando empezó a escucharse un: “el que no salte / es violador”. Se me quebró todo, quedé sin palabras.

Para quienes han asistido a un estadio saben en qué sentido se usa el cántico, para quién no, el cántico invita a saltar a toda la hinchada local para diferenciarla de la hinchada visitante, ósea que ¿se quiso decir que también los hinchas cardenales son unos violadores? Sí, no hubo hinchada visitante ayer, pero el sentido está, la intención está. Me parece increíble que se juegue con eso, decirle a toda una hinchada, que son personas igual que nosotros, con una misma pasión por el fútbol, que tan solo cambia de color, que son unos violadores. Estoy seguro que a ninguno ayer en el estadio le hubiera gustado que los mismos cánticos fuesen dirigidos hacia nosotros.

Yo entiendo que el hincha quiere apoyar al equipo y así mismo hacerle sentir al visitante que no esta jugando en su casa, se quiere presionarlo y puedo hasta entender que se puteen (ya las groserías se han tergiversado tanto que hay es que mirar el contexto en que se dicen), pero no puedo entender que se hagan cantos como el de ayer. Si muchos nos indignamos con el tweet del honorable senador Uribe (al cual inexplicablemente aún algunos llaman  presidente) en contra de Daniel Samper, pues lo de ayer me parece que no es menos indignante.

Quiero que se entienda que no estoy defendiendo a los de Santa Fe, mi deseo es que se haga justicia, pero que se haga con los que son, y si el rumor de que se pagó por el silencio es comprobado, que también se haga justicia allí. Pero no estoy de acuerdo en que se acuse a diestra y siniestra a todos los jugadores rivales y aún más a una afición que ni velas tiene en ese entierro; aunque también es reprochable la actitud de mucho hincha cardenal en Twitter justificando la violación porque “es una trabajadora sexual” o dándole mayor trascendencia a que justo pasó antes del clásico. ¡Por favor, fue una VIOLACIÓN! En qué mundo estamos; si el partido era lo que más les importaba, pues ya, lo ganaron, pero lo ocurrido es demasiado grave como para que el fútbol esté por encima. Amamos el fútbol, pero que este no nos enceguezca.

También quiero ser claro que no es solo cosa por parte de la hinchada embajadora, así digan que todos somos unos gamines, unos bocones y demás, no todos lo somos (y no lo digo por sentirme más). Estoy casi seguro que si Santa Fe hubiera tenido que visitar cualquier otra plaza “caliente” (Medellín, Cali, Barranquilla) también las acusaciones de violadores no se hubieran hecho esperar y es más, si la situación hubiera sido al revés, no dudo también que hinchas cardenales hubieran hecho cánticos similares en contra nuestra. Hinchas así abundan en Colombia y hay en TODOS los equipos con hinchadas considerables.

No quería cargar a la hinchada de mi equipo, pero así como Millos ayer cayó en el juego que Santa Fe le planteó en la cancha y perdió, parte de la hinchada también cayó en toda la situación mediática y perdió con una actitud que considero reprochable. Si algún hincha embajador me lee, espero entienda mi posición, que este no es un tema de hinchada ni de fútbol, esto es algo delicado en la sociedad en la cual vivimos, y antes que hincha soy ciudadano. Sí su sentir es putearme, hágalo, pero este post lo hago siendo orgulloso de ser de Millos, pero lamentando lo ocurrido.

Hasta pronto.

 

Noche de suspenso.

Hay días en los que uno tiene espíritu de corredor y le gusta hacer maratones; el problema surge en el instante en que en vez de alistar zapatillas, pantaloneta y agua, alista crispetas, DVD y películas. Hoy estoy acá para contarles sobre una maratónica jornada de suspenso.

Debo decir que hacía un buen tiempo no me sentía tan grato por la descarga de suspenso/horror que viví. En verdad cada película que vi es un recomendado intachable para sus posibles inexistentes listas de recomendados de este blog para usted, lector mío. Sin más rodeos empezaré.

La noche comenzó con algo de este año. Get Out, fue quien dio la apertura y lo supo hace de buena manera; con una historia misteriosa, cargada de racismo que es imposible no notar y gestando luego un thriller psicológico que me dejó sorprendido y algo psicoseado con los psiquiatras.

Me pareció muy interesante la película, no es tan obvia como se puede llegar a creer durante su desarrollo y genera la suficiente intriga y tensión como para no cansarse de ella. Me pareció una película bien hecha, con una historia bien pensada, la cual me resulta muy oscura y macabra.

Resultado de imagen para Get Out poster

La noche siguió con otra película reciente. Raw es la cinta que ha causado furor recientemente. El film francés fue acusado hasta de causar desmayos durante su proyección en el Festival de Toronto, y la verdad mi única decepción con la película fue esa, que no me desmayé (ya soy grandecito, fuertecito y no me desmayo).

La película es muy buena, la historia es fuerte y cruda, y lo de crudo cabe en todo el sentido de la palabra y en todo lo que usted lo quiera aplicar. No hay razones y si muchas cuestiones, pero eso será lo de menos luego de haber visto el film que sin duda se hace escalofriante para muchos (me incluyo).

Sí, hubo partes que me parecen algo extraño, que me hace cuestionar si en verdad ocurren cosas así en las universidades de Francia, grupos que hacen y deshacen, una bienvenida a la facultad de veterinaria algo asquerosa y un descontrol total, pero estas son cosas nimias (bueno, no todas) para lo que termina resultando de la película. La película me pareció muy buena, con argumento que hasta donde conozco, parece ser innovador, no recuerdo un película similar aunque debo decir que tiene cierto aire a “Let the Right One In”. No sé si esta película de para una segunda parte pese a que todo parece haber quedado puesto para que ésta se dé, lo que sí sé es que es de lo mejor que he visto este año.

Resultado de imagen para raw poster

La tanda acabó de manera brutal. Debo decir que la película que finalizó la jornada me dejó tieso, sin ganas de cerrar los ojos para dormir. Inside (À l’intérieur) es una película francesa de 2007. Era una tarea pendiente que me tenía, y creo que la espera fue necesaria, más chicuelo quizá hubiera sido algo traumático.

La película en verdad me pareció tensa, escalofriante, sanguinaria, ¡brutal! No es muy larga, pero desde que la situación se pone peliaguda, se me hizo hasta insoportable no porque estuviese cansado de verla, sino porque me sentía encerrado, tensionado, preocupado, temeroso; además que la protagonista es una mujer embarazada y creo que eso hace que uno se haga más susceptible con lo que ocurre en la película. En verdad la película logró atraparme tanto que siento que me llevó a un extremo intransitado para mí a la hora de ver cine de este género.

La historia es buena, bien desarrollada; al comienzo uno se dice “¡pero qué putas! ¿Por qué hace eso esa vieja?” y después todo va quedando muy claro… (O muy oscuuuuuro). La película cuenta con unos efectos que me parecieron buenos, por ejemplo, a la protagonista se le veía muy real su embarazo y todas las atrocidades que ocurren, en su mayoría fueron muy bien hechas.

Es posible que yo sea demasiado impresionable y haya puesto a esta película entre lo más, cuando quizá para muchos no lo sea, pero también considero que cada quien le da un valor a las cosas según lo vivido, y mi experiencia con la película fue estupenda. Si me lo preguntarán la pondría entre lo mejor que he visto en cuanto a cine de terror/horror/suspenso (últimamente se hace complicado separar a estos tres)  en mi vida.

Resultado de imagen para à l'intérieur poster

Quizá exageré diciendo que fue una maratón y para alguno, tres películas no den ni para media maratón, pero pues las circunstancias llevaron a que el momento fuera corto pero sustancioso. En verdad les recomiendo estas tres películas y por supuesto, espero las disfruten (o las vivan) igual que como las disfruté yo.

Hasta pronto.